Saltar al contenido

El efecto mágico del ruido blanco para dormir al bebé

Hay muchas maneras de dormir a su bebé. Hay bebés que duermen solos, simplemente poniéndolos en la cama (sí, existen, según algunos padres). Y hay bebés que tienen un poco más de dificultad para dormir o que duermen muy poco, y mis hijas están en esta última categoría. Descubrí los ruidos blancos con mi marido incluso antes de tener hijos. Mi marido todavía los usa hoy para dormir. Así que probamos con las niñas.

Ruido blanco: ¿Cómo funciona?

El ruido blanco es un tipo específico de ruido de fondo que puede ser creado por varias señales. Mucha gente ya está acostumbrada a escuchar un ruido blanco para ayudarles a dormir (como mi marido, pensé que estaba loco cuando me pidió en pleno invierno que encendiera el ventilador).

El ruido blanco tiene propiedades hipnóticas, explotadas por dispositivos vendidos para ayudar a los bebés a dormirse. La difusión del ruido blanco durante unos minutos puede facilitar el sueño tanto en el recién nacido como en el adulto, probablemente reduciendo el ruido del sonido ambiental que tal vez le recuerde al recién nacido un ambiente intrauterino.

¿Cómo pueden estos ruidos ayudar al bebé a dormir?

Puedes ayudar a tu bebé a bloquear los sonidos que le rodean creando tu propio ruido de fondo. El sonido de una aspiradora o de un secador de pelo camuflará de alguna manera el ruido ambiental de los huéspedes, televisión en la habitación de al lado etc.

El sonido monótono de fondo, el ruido blanco que elijas permitirá que tu bebé duerma sin interrupciones. Será acunado, como lo fue en el vientre de su madre. Porque en el vientre de su madre, el bebé está constantemente con el ruido, y ese ruido es continuo.

¿Qué elegir para reproducir el ruido blanco?

Algunas personas utilizan sus teléfonos móviles para generar ruido y hay muchas aplicaciones disponibles que crean diferentes tipos de ruido. Las aspiradoras, los ventiladores y los secadores de pelo hacen ruido blanco.

En casa, usamos el ventilador. He descubierto que en las noches en que no lo uso, el pequeño se despierta más a menudo.

Los sonidos naturales como el mar, una cascada o los sonidos de la selva han demostrado ser igualmente efectivos. El ruido del mar chapoteando en la orilla es particularmente relajante y es una gran manera de ayudar a que tu bebé se relaje y se duerma, se sienta seguro y cómodo.

¿Realmente es bueno para el bebé?

Al principio, no quería que hacerlo con mis hijas. Tenía miedo de que como resultado se acostumbraran al ruido y después no pudieran vivir sin él. Además, su papá hoy duerme con el ventilador encendido.