Saltar al contenido

Como interpretar los resultados de la medición de la presión arterial

Primero, veremos cómo tomar la medida de tu presión arterial. En segundo lugar, sabremos a qué corresponden las medidas encontradas. Finalmente veremos lo que puedes hacer, basándonos en los resultados encontrados para estar sano y en forma.

 

¿Cómo tomarse la tensión arterial?

Para medir tu presión arterial, necesitas una máquina para medir la presión arterial o tensiómetro. A menudo surgen las siguientes preguntas, así que aquí están sus respuestas.

La tensión de ambos brazos es la misma, ¿es normal?

Sí, es perfectamente normal.

La tensión de los dos brazos es diferente, ¿tengo algún problema?

No, también les pasa a otras personas. Simplemente toma la medida en el brazo con el resultado más alto

¿Cómo entender el resultado de la medición de la presión arterial?

Se pone el dispositivo en el brazo o, en la muñeca, todo depende del modelo de máquina para tomar la tensión. Se obtienen 3 mediciones, independientemente del tensiómetro.

¿Cómo leer los resultados?

De hecho, las tres mediciones obtenidas son primero la presión sistólica, luego la presión diastólica y finalmente la frecuencia cardíaca.

¿Cómo interpretar las cifras de medición de la presión arterial?

1) medición de la presión arterial sistólica

¿Qué es esta presión sistólica? Este es el valor máximo o cuando el corazón se contrae.

El número más alto es la presión sistólica. Este número tiene tres números como 120 por ejemplo. Sólo te quedas con las dos primeras, lo que significa que tu presión sistólica es de 12.

2) medición de la presión arterial diastólica

¿Qué es la presión diastólica? Este es el valor mínimo o cuando el corazón se relaja.

El número más bajo es la presión diastólica, el número de dos cifras como 80. Y te quedas con el primer número, las decenas. Es el 8.

Si obtienes 80 de diástolica y 120 de sistólicas, tienes una presión arterial de 12,8. Lo cual es perfecto, pero, volveremos a eso más tarde. Además, nuestra tensión varía mucho en un día, según nuestras actividades.

3) Finalmente la frecuencia cardíaca con el numero pulsaciones por minuto.

¿Cómo te encuentras?

Veamos primero la hipotensión, después la hipertensión y por último la frecuencia cardíaca.

¿Qué es la hipotensión?

Es tener la tensión baja, estar a menos de 10 de tensión.

¿Cuáles son los síntomas? Hay mareos, náuseas, dolor de cabeza y dificultad para concentrarse. Los síntomas son únicos para cada persona y pueden variar de una a otra. Así que debes revisarte la presión arterial antes de determinar que se trata de una caída de la presión arterial.

¿Qué puede provocar esto? La fatiga puede reducir la tensión. Cuando no comemos lo suficiente, nuestra presión arterial también disminuye.

¿A qué ritmo debe latir mi corazón?

Los atletas tienen una frecuencia cardíaca más baja en reposo. Como resultado, a menudo se dice que al practicar deportes puedes reducir tu frecuencia cardíaca.

Entre 30 y 40 es un ritmo cardíaco demasiado bajo, debes ir a ver a tu médico.

Entre 41 y 50 es un ritmo cardíaco lento, pero dentro de la normalidad para atletas en reposo.

Entre 50 y 85 es el ritmo de descanso para la mayoría de las personas.

A partir de ese momento, entre 86 y 99 es un ritmo rápido en reposo. A menudo, esto corresponde a una falta de ejercicio. Realizar deportes regularmente puede ayudar. Recuerda buscar el consejo de tu médico antes de practicar cualquier deporte.

El ritmo cardíaco entre 100 y 119 es francamente rápido y es aconsejable ir a ver a tu médico para averiguar si se trata de una falta de ejercicio o algún otro tipo de problema.

Por último, por encima de 120 latidos, debes avisar rápidamente a tu médico.

¿Cuándo ir a ver al médico?

Primero, cuando tu presión sanguínea es demasiado baja.

Segundo, cuando tu presión sanguínea es demasiado alta.

Tercero, cuando tu ritmo cardíaco es demasiado alto

Cuarto, cuando tu ritmo cardíaco es demasiado lento.

En resumen, recuerda comprobar la fiabilidad de tu máquina para tomar la presión para que no te tengas que preocuparte por nada. Y cualquier resultado extraordinario para ti, comprueba que estas en la posición correcta para tomar la prueba.