Saltar al contenido

Incluye la pasta en tu dieta

A la hora de llevar una dieta equilibrada hay que tener muy en cuenta la diversidad de alimentos, ya que una alimentación variada es sinónimo de equilibrada. En muchas dietas se tiende a evitar los alimentos con hidratos de carbono como el pan o la pasta, ya que se asocian al aumento de peso. Pero una de las ventajas de la pasta es que contiene carbohidratos complejos, los cuales son absorbidos lentamente por el cuerpo, lo cual permite que sean quemados por el organismo antes de que se conviertan en grasa. Al ser asimilados de forma más lenta hace que te sientas lleno durante más tiempo.

Por lo tanto la pasta funciona como una gran fuente de energía gracias a sus hidratos de carbono, con la ventaja de añadida de que podemos quemar sin problemas todas las calorías que aporta. Esto quiere decir que es ideal para tomar antes de esfuerzos físicos o mentales o también para cenar, aunque sin olvidar que hay que hacerlo en una cantidad menor que en la comida. Pero la pasta también realiza otros aportes a cualquier dieta, puesto que tiene una muy baja cantidad de gluten y ayuda a desintoxicar el organismo por ser rica en fibra de fácil digestión que permite un correcto funcionamiento del tracto intestinal.

Otra de sus ventajas es la gran variedad de tipos de pasta y las múltiples formas en que se puede cocinar, por lo que es posible comer pasta casi todos los días sin cansarse o repetirse, además podemos hacer pasta fresca casera. Algunos tipos de pasta son el ingrediente principal de algunos platos, como el arroz, macarrones, espaguetis o tallarines, que además pueden cocinarse con diferentes salsas o acompañadas con todo tipo de alimentos, como carnes o verduras. Pero la pasta también es ideal para combinar con otros alimentos ya que se pueden utilizar fideos en la sopas o caldos, macarrones en una ensalada, acompañando a verduras o incluso de postre, como el arroz con leche.

Debes tener en cuenta que algunos tipos de pasta con beneficios muy específicos, como el arroz rojo, que mejora la circulación y permite bajar los niveles de colesterol en el organismo. Pero además es posible también encontrar pasta integral, con un mayor aporte en fibra y que es muy recomendable para conseguir adelgazar. En general la pasta destaca por su valor nutricional, ya que además de fibra y carbohidratos nos aporta proteínas, vitamina B y E, sales minerales y ácido fólico. Por lo que es muy importante que la pasta no falte nunca en una dieta equilibrada y saludable.