Saltar al contenido

6 buenas razones para comer yogurt

La historia del yogurt

Los productos lácteos no son un invento reciente. Han sido consumidos por los seres humanos durante más de 6.000 años. Considerado como un invento búlgaro para algunos, turco para otros, es sin embargo en Asia Central donde encontramos las primeras huellas de los yogures. Este proceso de fermentación fue descubierto por tribus nómadas de Asia Central con el fin de transportar la leche más fácilmente.

Pero fue a principios del siglo XX cuando un científico ruso, Ilya Metchnikoff, popularizó el yogur en Francia. Gran colaborador de Pasteur, estudió cómo el ácido láctico producido por las bacterias del yogur podía aumentar la esperanza de vida humana, como pudo observar en los campesinos caucásicos, grandes consumidores de yogures. Con este descubrimiento, Metchnikoff hizo campaña por el consumo de productos lácteos. El interés por el yogur comenzó a crecer en Europa y América.

Vendido durante mucho tiempo en las farmacias como remedio para tratar los trastornos digestivos, a partir de la década de 1950 los productos lácteos se democratizaron bajo el impulso de la industria alimentaria.

¿Por qué comer yogurt?

1. Comer yogurt es conveniente

El yogur se considera conveniente para comer, fácil de transportar y fácil de consumir incluso fuera del hogar. Estas ventajas hacen que se adapte muy bien al estilo de vida sedentario que tendemos a llevar. Según un barómetro de la CSA, el 77% de los franceses creen que el yogur es bueno para su salud.

2. Es rico en proteínas y calcio

La transformación de la leche en yogur mejora sus dos principales activos nutricionales: intensifica su riqueza en proteínas, pero también en calcio:

Un yogurt de 100 gramos proporciona un promedio de 5 gramos de proteína – proteínas que se absorberían aún mejor que las que se encuentran en la carne (porque estarían predigeridas por los fermentos lácteos).

Un yogurt también contiene 175 mg de calcio, también mejor asimilado que el calcio presente en la leche. Por esta razón, el consumo de yogurt puede ser una alternativa interesante para los niños, las mujeres embarazadas, las mujeres menopáusicas y los ancianos, que tienen necesidades de calcio particularmente altas.

Sin embargo, recordemos que el consumo de productos lácteos sigue siendo muy controvertido.

3. Ayuda a proteger la flora intestinal

El proceso de fabricación del yogurt también añade muchas virtudes ligadas a la presencia y acción de los fermentos lácticos. Una de estas virtudes más importantes es su acción protectora sobre la flora intestinal. En efecto, los yogures (y los productos lactofermentados en general) son ricos en enzimas y bacterias buenas que siembran la flora intestinal y actúan como protectores de nuestro entorno intestinal.

Por esta razón, el yogurt se recomienda especialmente para los intestinos delicados o durante el tratamiento con antibióticos.

4. Fortalece la inmunidad

Estudios recientes sugieren incluso que el yogurt podría reforzar la inmunidad intestinal y desempeñar un papel preventivo en ciertas infecciones o incluso en ciertos cánceres, gracias a su contenido en bacteriocina, que tendría potentes propiedades antiinfecciosas.

5. Nos ayuda a mantener la línea

Un estudio reciente realizado por investigadores americanos ha puesto de relieve los beneficios adelgazantes de los yogures, cuyas proteínas nos ayudan a alcanzar la sensación de saciedad más fácilmente y a picar menos. Debido a que las proteínas tardan más en digerirse, el cuerpo quema más energía que otros alimentos.

Los productos lácteos como el yogurt también ayudarían a luchar contra el síndrome metabólico y así limitar los riesgos de sobrepeso y obesidad.

6. Posee virtudes para la belleza

El yogurt tiene muchas virtudes de belleza, a menudo insospechadas. Ya se trate de la piel, del cuerpo o incluso del pelo, el yogur se puede utilizar: como desmaquillante, como remedio contra los labios agrietados; utilizado como mascarilla, nutre y protege el cabello; tiene la capacidad de aliviar las quemaduras solares o incluso de eliminar las manchas en la piel. Aquí podrás encontrar más información sobre las virtudes insospechadas del yogurt.

Atención: los yogures de fabricación industrial que consumimos a diario son ricos en azúcares y sustancias químicas que pueden comprometer sus beneficios para la salud. Elije yogures orgánicos, que contienen menos químicos y más fruta o fabrícalos fácilmente en tu casa con alguna de las máquinas existentes en el mercado. A continuación, te mostramos las mejores máquinas para hacer yogurt.